La Importancia Del Desayuno

 Suena el despertador, te levantas y es la hora de desayunar. Vayas al trabajo, a la universidad o sea tu día libre no puedes olvidar la comida más importante del día… ¡El desayuno!

 Y es que es la comida más importante del día porque cuando nos levantamos hemos pasado muchas horas sin comer nada.

reloj

 Aunque pensemos que cuando dormimos entramos en un estado de reposo, en el que no gastamos demasiadas calorías, la realidad es que una persona de unos 72 Kg aproximadamente puede llegar a quemar 70 calorías por hora. Es decir, que si pasamos una media de entre 7 u 8 horas durmiendo quemamos un total de entre 490 y 560 calorías. La cantidad total, de calorías quemadas durante el reposo nocturno, depende del peso de la persona y son gastadas en funciones básicas como la respiración o el control de la temperatura corporal.

 Desayunar correctamente nos permite terminar de despertarnos y cargar nuestro cuerpo de energía. Aunque estés en tu fase de definición (quema de grasa) el desayuno también es obligatorio para ti. Un buen desayuno determina la utilización de la energía para el resto del día, en caso contrario el cuerpo durante todo el día tenderá a equilibrarse energéticamente con lo cual nos sentiremos agotados y sin fuerzas.

 Por la mañana nuestro organismo funciona más rápido y es el momento del día en el que menos calorías que ingerimos (provenientes de hidratos o proteínas) se acumulan como grasa en el organismo, ya que se asimila todo lo que se puede.

 La glucosa es la gasolina del cuerpo, nuestras células utilizan la glucosa para funcionar. Nuestros músculos y nuestro cerebro obviamente lo necesitan para seguir con sus labores. Es por ello que por la mañana debemos comer algún hidrato de carbono ya que el hidrato de carbono acaba transformándose en glucosa y por la mañana nuestras reservas suelen estar bajas. Por lo tanto nuestro desayuno necesitaría de algún tipo de hidrato y que mejor que un cereal (Avena, maíz, pan integra, etc). Por supuesto una pieza de fruta nos sentaría genial, por ejemplo un plátano, rico en potasio, o un zumo de naranja que además de potasio contiene vitamina C muy saludable para el organismo.

cereales

 Es necesario integrar las proteínas en nuestro desayuno, como en casi todas las comidas del día. Aquí tendríamos algún plato con huevos, carne de pollo o pavo y por supuesto los lácteos. Las proteínas son el cemento del cuerpo y permiten, a partir de los aminoácidos en el que se descomponen las proteínas, reconstruir las fibras dañadas en nuestros entrenos de pesas u otra actividad física. Las proteínas regeneran así que es de vital importancia ingerirlas en nuestras comidas y con esto queda claro que después de haber pasado muchas horas sin ingerir nada son necesarias en nuestro desayuno.

pescado

 Luego, como último grupo de alimentos, tendríamos las llamadas grasas saludables. En esta parte tenemos los frutos secos (almendras, nueces, etc), el aceite de oliva o pescados como el atún o el salmón. Digamos que las grasas saludables (y con esto nos referimos a las grasas Omega 3, 6 y 9) son el aceite que lubrica el organismo. Permiten tener unas articulaciones y un corazón sanos. Y también nos ayudarán en cualquiera que sea nuestro objetivo

aceites

 

En esta parte posiblemente te estarás preguntando…

¿Y qué pintan las grasas en una dieta fitness?

 El cuerpo humano es una máquina casi perfecta. Sabe exactamente qué hacer en cada situación y como dijimos en un anterior post el objetivo principal del cerebro es la supervivencia. El cerebro no entiende que tú quieres quemar grasas o que quieres ganar músculo. Este maravilloso órgano, con millones de años de evolución en distintas especias, ha logrado tener implantadas ciertas funciones de las que no somos conscientes.

 Cuando tu cuerpo no consume la suficiente grasa entra en estado de alarma y se activan ciertas hormonas que ralentizan la quema de las mismas. El objetivo en este momento para el cerebro es acumular más grasa para futuras emergencias (como pueda ser un período de hambruna). Por eso cuando en una dieta ingerimos las suficientes grasas por la mañana aseguramos que las hormonas, que ralentizan la pérdida de las mismas, no se activen en su totalidad y se permita seguir quemando grasa durante todo el día.

  Así que ya sabéis, si queréis tener todos los nutrientes por la mañana integrad los hidratos de carbono, con las proteínas y los ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

 En este post hemos realizado una visión general del desayuno perfecto para todos los objetivos. En siguientes posts expondremos desayunos de ejemplo para diferentes tipos de objetivos (pérdida de peso en general, definición muscular o volumen).

 Espero que os haya gustado el artículo y si tenéis alguna duda podéis comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *